PRC-BU 224: Bosques y Cumbres de Miraveche

Medio/Dificil Dificultad

24.31 Distancia

06:04 Duración

KML GPX Descarga la ruta

No Señalizada

No Circular

1190.82 Desnivel Subida

1070.62 Desnivel Bajada

1348.38 Altura Máxima

797.99 Altura Mínima

Bosques y Cumbres de Miraveche es la última y radiante incorporación a la Red de Sendas de Montes Obarenes – San Zadornil

Aunque, en principio, hablamos de un sendero circular, a la hora de la verdad se trata de un trazado algo más complejo. Para empezar, son dos los posible puntos de salida/llegada (Miraveche y Cubilla). Además, la incorporación de una variante que lo cruza diametralmente, hace que sean muchas las diferentes posibilidades a la hora de acometer paseos o rutas a lo largo del sendero, adaptándolo a nuestras capacidades, disponibilidad de tiempo, climatología, etc.

Como el nombre del sendero indica, este nos llevará a través de diferentes y variadas formaciones boscosas y nos subirá a algunas de las más altas cumbres de los Montes Obarenes, recorriendo una diversidad paisajística que os dejará un gran sabor de boca y ganas de regresar.

En ambas poblaciones se pueden visitar sus caseríos, calles, iglesias, o refrescarse en sus fuentes o en sus centros sociales, reponiendo fuerzas, sea al inicio, mitad, o final de la ruta, según hagamos nuestros planes.

Es una senda larga, que supera los 20kms. También hay que tener en cuenta una serie de pasos aéreos en los que es necesario prestar atención, en las inmediaciones del Pico Cantoña. Recomendamos fuertemente abstenerse de subir a la zona de cumbres en días de fuerte viento o en los que las nubes cubran las cimas de los montes.

Salimos de de Miraveche y, a unos 500 m por pista, nos encontramos con una réplica a tamaño real de una Necrópolis Autrigona, con explicaciones de las costumbres de aquella cultura y de los restos reales hallados en la zona.

También tenemos la posibilidad de dejar el vehículo más cerca del arranque de la senda circular, evitando casi 2 km de pista, en el parking habilitado a tal efecto en una antigua gravera a las puertas del monte.

Desde el parking subimos una pronunciada pero corta cuesta y, tras 1 km de pista, llegaremos al arranque de lo que es en sí la senda circular. Atrás habremos dejado el acceso a la ascensión al monte Galdampio (1210m).

Ahora las opciones son dos: o bien arrancamos directamente hacia la cumbrera, o nos animamos a pasar previamente por Cubilla. Elegimos la primera, quizás más impactante por la sorpresa paisajística que nos aguarda.

Cogiendo la pista de la derecha en todos los cruces que atraviesan un pinar recientemente aclarado, llegaremos al Alto de Los Enemigos, curioso topónimo que ya nos empieza a dar una idea de las espectaculares vistas que nos esperan. Antes habremos pasado por la Fuente Somera y el cruce de la trocha que nos sube al monte Castro Cuño.

Enseguida, al otro lado de la campa que corona el alto, vemos que la senda se dirige al Hayal de Miraveche, en continua bajada. Ya bien abrigados por las hayas, llegamos a Fuente Dehesa; dependiendo de la época del año podremos refrescarnos en ella.

En este punto tenemos la opción de hacer nuestra ruta más corta o diferente, utilizando la variante que baja todo el hayedo y corta nuestra circular en dos. Hoy tenemos ganas de andar y no perdernos el espectáculo que nos aguarda en la cumbre, así que continuamos derechos hayedo arriba, disfrutando del bosque. En ello estamos cuando llegamos a un fondo de vaguada con evidentes signos de uso como baña por parte de la población de jabalíes. En este punto termina el camino antiguo, pero las marcas nos guiarán por lo que queda de hayedo: pocos metros, pero bastante más empinados.

Llegados a una zona más llana, nos llama la atención la claridad que se intuye tras las hayas del fondo. Salimos al claro, que resulta ser la estrecha horca que se forma entre el Pico Cantoña y la Peña La Maya: La Planadilla. Ya estamos en la cumbrera.

Hora de disfrutar del paisaje: las vistas de La Bureba y los montes del Parque serán espléndidas en los próximos kilómetros. Si así lo deseamos podemos hacer una rápida ascensión a la Peña La Maya. Cantoña nos pilla de camino, aunque es ahora cuando tenemos que prestar mayor atención, pues la senda se convierte en una trocha con una serie de pasos aéreos bajo los farallones rocosos en los que no nos podemos descuidar. Pasando con un poco de cuidado no hay ningún problema.

Regresamos a zona más franca para caminar, ya a unos metros del Pico Cantoña. Tras coronarlo, seguimos hacia el Este por toda la cumbrera. La senda, bien marcada, nos conduce por otras cimas de la cordillera: Revilla Cabrera, Monte Cimero (Alto de Redondo), y finalmente la mole achatada de La Verdina.

Bajamos hasta el portillo (Collado de los Arcillares) y cogemos una trocha rumbo sur que discurre a media ladera y por encima de una pista en la cual desembocaremos tras pasar por la Fuente de Los Avellanos. Seguimos descendiendo por la pista, la cual volvemos a abandonar unos 200m más abajo, para adentrarnos en otra de las singularidades boscosas de la senda: el Hayal de Silanes. Un precioso paseo entre hayas y acebos de gran porte nos termina por conducir de nuevo a la pista, por la cual alcanzaremos, ya en el término de Cubilla, una zona de pastizales (Los Anchones) habitualmente bien poblada de vacas.

Una alambrada que atraviesa la pista nos invita a parar y decidir si seguimos adelante o bien hacemos una alto en el pueblo de Cubilla para tomar un refrigerio. Tras reponer fuerzas, volvemos sobre nuestros pasos a la mencionada alambrada y nos internamos de nuevo en zona boscosa por el antiguo camino de Miraveche, a cuyo término regresamos por el Pozo Aguatraga, lugar en el cual el camino se convierte en pista. Siguiendo por esta, a pocos metros encontraríamos la Fuente de Los Caleros. Si andamos escasos de agua nos puede interesar andar estos metros de más.

La senda, sin embargo, huye de la pista y se sumerge de vuelta al bosque por la derecha, ofreciéndonos un bonito y fresco paseo a orillas del Arroyo Molinar que nos traslada hasta un pinar. Allí cruzamos el arroyo hacia la derecha y subimos de nuevo a la pista, la cual cruzamos para internarnos en el bosque y regresar, unos metros después, al Hayal de Miraveche.

Esta vez nos encontramos en el límite bajo del hayedo. Tendremos que subir un poco más para rematar nuestra jornada montañera. Sólo 400m adelante tenemos un cruce que cogeremos a la derecha para recorrer el denominado Sendero Medio. Si siguiéramos hayedo arriba por la variante, llegaríamos de nuevo a Fuente Dehesa.

El Sendero Medio nos sacará del hayedo hacia un joven quejigal a media ladera para terminar en el pinar donde iniciamos la ruta circular. El camino hacia Miraveche ya lo conocemos, volviendo a pasar por el Alto de La Varga y el encinar típico de la cara Sur de estos montes.

*La información de la ruta y las fotografías de la misma nos la ha cedido el Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil. Les agradecemos esta información, ya que ayuda a que ésta web siga adelante.

Las rutas que puedes hacer por los Montes Obarenes-San Zadornil son las siguientes: